logocultura.gif (1257 bytes)


C A N A L E S

ARTE

HISTORIA

LITERATURA

 

S E R V I C I O S

EL FORO DE LITERATURA

 

Agregar recursos | Colaboraciones y Sugerencias

Los cuentos de Ricardo A. Kleine Samson

Mire que curioso!!

……………..Mire al tipo ese……el que esta solo, apoyado contra la parada del colectivo,……¿Lo vio?……No, no tiene nada de curioso. ¿Qué puede tener de curioso un tipo esperando el colectivo?….Es el único que espera……Ahí viene el cole. Lo para y sube. Pega una rápida mirada al interior y descubre que todos los asientos están ocupados. ¡Hoy es su día de suerte!. Además de ser el único en subir, también es el primero en ir parado.

Indica su destino al chofer, pone la moneda en la expendedora de boletos y espera hasta sacarlo, cuando justo arranca el colectivo y Ud., que ahora es el pasajero, con la misma velocidad con que la inercia lo empuja hacia atrás, se toma del pasamanos para evitar caerse. De paso aprovecha para elegir un lugar en el que establecerse mientras dure el recorrido que lo acercara lo más próximo posible a su destino definitivo…..¡Listo!…Casi al final, cerca de la puerta de atrás, mirando la vereda, y por supuesto las piernas de esa hermosa pasajera que no tuvo su suerte y esta sentada…..El colectivo frena, sube otro pasajero, que solo comparte con Ud. la gloria de ser el único en ascender, aunque no el de ser el primero en ir parado, él será el segundo. ¡Ud. es único!, recuerde: Hoy es su día de suerte. Saca el boleto, se ubica cerca del chofer, a espaldas de su espalda, mirando hacia la otra vereda. El colectivo sigue su viaje. Alguien próximo a su compañero se baja y él se sienta. Ud. sigue de pie. Sube mas gente. Mas y más gente. El colectivo se llena, también bajan otros, pero Ud. no consigue sentarse………….Asi funciona el colectivo, también el subte y el tren urbano. Nadie se queja. No existen leyes, ni códigos. Nadie se mete, ni diputados ni senadores, los gobernadores no intervienen, mucho menos los jueces, ni siquiera los dueños de los transportes. La OTAN no opina y el Papa lo atribuye a un milagro. Los códigos de cómo funciona este servicio de transporte se hicieron solos, son espontáneos. Con solo subir a cualquiera de este medios uno ya los comprende, no hace falta que se los digan, no están escritos en ningún lado. Se respiran. Así funciona y funciona bien. ¿Hay privilegiados? No, de ninguna manera. Ud. podría pagar el boleto doble o triple, que no tendría ninguna atribución extra, deberá viajar como le toque en suerte. ¡Por eso: hoy es su día de suerte!

Pero no se distraiga, deje de mirar esas piernas y observe algo,…Vea a esa señora….acaba de ceder su asiento a ese anciano…..y aquel joven le dio su lugar a aquella embarazada……….¡No,……no son solidarios!, tampoco buenos. Son tan humanos como quien no cedió su asiento a nadie. ¿O Ud. es un degenerado por mirar esas piernas?…..La solidaridad o la caridad son consecuencia del egoísmo. Tanto una como la otra son virtudes humanas. No se crea bueno por ser solidario o caritativo. ¿Si no existiera el egoísmo, de que serviría ser solidario?…….¿A quien le daría algo que no necesita?. Podríamos decir que son gentiles, ceden algo de sí, que además no les sobra, para que otro este tan bien como uno, al menos más cómodo. Son personas que están atentas a todo lo que pase alrededor, no para aprovecharse, sino porque están integradas al entorno, son parte de la sociedad, no la fragmentan. No se dejan engañar fácilmente.

¿Pero porque no se lo ceden a Ud. que también va parado?…..Será que no lo necesita??…Será que pude seguir parado??…….En los transportes públicos, como en tantas otras cosas, los derechos no surgen del pago de nada y pagar el boleto no le da ningún derecho a nada, solo llegar al destino, como le toque en suerte y con la mayor alegría posible….¿O se va a amargar la vida por ir parado?.

……….Mire a esa señora….Aquella…. ¡No, la del colectivo no!. La que esta caminando, le dé vestido azul,……la que lleva la carpeta debajo de su brazo….¿La vio?….Bueno,…¿Alcanza a leer lo que dice la carpeta?……¡Pero todo le tengo que decir!……Bueno,…déjeme leer..…dice….immm..puuu..estos…Impuestos……….Es su carpeta tributaria. Mírela bien, parece que esta enojada, esta despotricando…..¿Algo le pasa?…¡Ahhhh…ya sé!…..Es de esas estúpidas personas que se cree que tener sus impuestos al día le da derecho a todo. Su dignidad depende de sus impuestos, por eso, la muy cretina, los tiene al día, no se atrasa ni un segundo. Viven con su carpeta bajo el brazo como fiel testimonio de su responsabilidad, como si fuese una biblia impositiva. Solo por cumplir con lo que le piden, que además hace a desgano, ella tiene derecho a todo….¡Que estúpidas son estas personas!…Y cada vez hay más. Alguien le impone algo que ella no quiere hacer, sus derechos parecen nacer como una venganza a la obligación que acaba de tributar. Yo entiendo que no es así. ¿Qué derecho le cabe a quien nada puede pagar?. ¿De donde nacerán los derechos?….¿Existirán? …..¿O serán solo una abstracción?……..¡Si, ya sé, los impuestos garantizan una vida mejor!….Los hechos lo evidencian……..Hay que seguir pagando….¡Que le vamos a hacer!…….

…………..Ahora mire a ese joven……Aquel, el morocho,……Ese que es tan buen mozo….el de pullover verde, que ademas le queda tan bien……….¿Sabe quien es ese?……Adivine???……¿No lo encuentra parecido a alguien?…Bueno, soy yo. Yo, cuando era adolescente, 15/16 años, año 76. Cuando iba al secundario. Le voy a contar un secreto sobre él, pero no le diga nada, se va a enojar conmigo y somos muy amigos. Hace muchos años que nos conocemos……Bueno resulta, que como casi todos los adolescentes de su época, él militaba en política, lo hacia en el partido Peronista, otros militaban en otros partidos, y algunos en ninguno, pero todos, sin excepción, opinaban, sugerían, deseaban e imaginaban un país. Todos, sin excepción, tenían un compromiso en común, algo espontaneo, algo así como la ley del colectivo, nadie la obligo ni la impuso. Ese compromiso era que cuando terminaran de estudiar se dedicarían a trabajar para, entre otras cosas importantes, eliminar las diferencias sociales, que como consecuencia de la indiferencia, de la ignorancia, de la soberbia y de las verdades absolutas, cada vez empobrecía mas a la gente: Para eso estudiaban. El conocimiento debería repartirse por igual y para todos, como una herramienta que permitiera a la gente pensar críticamente y por si misma, sobre aquellas cosas fundamentales de la vida cotidiana., para que en lugar de aceptar todo como estaba dado, uno pudiera cuestionar y enriquecer un cambio. Sin conocimiento no hay cambio. El conocimiento no debería ser motivo de especulación……….Pero bueno…el tiempo paso, se caso...Tubo que trabajar,…los hijos,…la familia,….el trabajo,…el bienestar,……el banco, los creditos,..la casa,…el auto….la tarjeta,…el club,….las vacaciones… y sus aspiraciones personales diluyeron, disolvieron aquella estupidez de adolescente y todo se esfumo. Aquel adolescente "mordió el palito" de la sensatez, como una trampa de la madures. Aunque a veces, muy de vez en cuando, algo de aquel fuego parece entibiar sus pensamientos, y es entonces cuando jura, que una vez que alcance el nivel de vida adecuado, que le permita tener un futuro medianamente digno, volvería a retomar aquel viejo proyecto………..¡¡Siempre se puede volver a empezar!!.

Bueno amigo, lo dejo, debo ir a pagar algunos impuestos…….

 

Ricardo A. Kleine Samson

Neuquen, 14 de junio del 2000

Portada Latindex | La Prensa Latina | Guía de Buscadores Latinos
WebCams Latinas |
Cultura Hispánica | Guía del Ocio
Central de Recursos Gratis | MegaBolsa (Finanzas e Inversión)


LATINDEX © 1.999-2.002
Todos los derechos reservados

Latindex.com es propiedad de Francisco Martín
Cualquier reproducción total o parcial debe contar con su autorización expresa
Optimizado para una resolución de 1024x768 píxeles y Explorer 4.0 o superior